Grafología Infantil

La escritura es uno de los indicadores más claros de la adaptación progresiva del niño a su entorno, así como del desarrollo de sus habilidades motrices. Cualquier niño escolarizado escribe, y eso nos permite realizar un continuo análisis de su evolución.

El estudio del grafismo puede comenzar a ser útil en el momento en el que el niño comienza a realizar sus primeros garabatos. Posteriormente, mientras se desarrollan las diferentes etapas de la escolaridad, además de detectar factores de personalidad en el niño, podremos comparar su evolución con los niños de su misma edad, e incluso, con los de su misma clase.

 

 Por tanto, el Grafólogo Infantil puede tener la función de reeducador, pues posee los datos para enfocar la corrección de las anomalías en el desarrollo del niño, tanto si se utiliza directamente las técnicas propias de la Grafoterapia, como si fruto del análisis de dicha escritura se determina la intervención de determinados profesionales (psicólogos, médicos, etc.) que serían los que deben continuar con la exploración física o psíquica del individuo.

   Metodología

· En primer lugar se realiza un análisis cuantitativo de la escritura, mediante la aplicación de las respectivas escalas, que nos indicarán el nivel de desarrollo escritural (si su nivel de desarrollo se corresponde o no con su edad cronológica). Posteriormente, se realiza el análisis cualitativo, que cumple la misma función que en el caso del adulto (análisis Grafológico y posibles alteraciones de la personalidad). Es decir, primero definimos cuál es el nivel de maduración gráfico del escritor y después analizamos el origen y posibles repercusiones de las desviaciones detectadas.

· Por tanto, se necesitan muestras de escritura del niño o adolescente. La edad en la que se pueden realizar Informes Grafológicos Infantiles, va desde los 5-6 años hasta los 16. Para analizar la escritura del niño o adolescente se requieren muestras de escritura actuales, aunque el análisis será más fiable si se puede contar con escritos de distintos momentos de la vida del niño, con el fin de observar su evolución. Es útil asimismo, que el niño/a realice tres dibujos en una hoja tamaño cuartilla: en una dibujará una casa, en otra un árbol, y por último en otra una familia.

Si tiene alguna duda o pregunta sobre este servicio puede ponerse en contacto para solicitar más información.

 En resumen, la Grafología Infantil, resulta de utilidad en estos casos:

◘ En el caso de niños que están aprendiendo a escribir se pueden detectar anomalías (disgrafía, dislexia, indefinición de la lateralidad, etc.)

◘ En el caso de niños o adolescentes cuyo aprendizaje de la escritura es normal y se aprecien en sus grafismos rasgos significativos de alteraciones de la personalidad, la Grafología es útil para localizar el problema e intentar ayudar a solucionarlo antes de que sea demasiado tarde.

De esta manera, la Grafología supone un importante apoyo para padres y educadores.

 Los informes que emitimos son totalmente confidenciales. Su contenido trata de ser lo más claro y explicativo posible para su perfecta comprensión, pudiéndose solicitar apoyo por parte del Grafólogo, si se requiere, mediante entrevista personal, e-mail, teléfono, o el medio que se acuerde en cada caso concreto.