La escritura de Ingvard Kamprad (creador de la multinacional IKEA)

17.01.2011 08:33

 

En líneas generales se aprecia en la firma el sentimiento de orgullo, es ambicioso, no exento de rasgos de espiritualidad. le gustan los contactos sociales, se muestra hábil en ellos y diplomático.

Destaca sobremanera el plano profesional, donde siente que ha triunfado, pero donde se observa esa ambición, ese afán expansivo, creatividad. es optimista, de metas prácticas. le gusta estar muy encima de las cosas o de las tareas, quizá en demasía, pudiendo llegar incluso a obsesionarse con ello, queriendo tener controlado el tema.

Lógicamente se observan rasgos de senilidad, temblores por ejemplo, pero sin embargo mantiene su mente despierta y ágil, dentro de las circunstancias presentes.

Se mantiene activo, además es algo que necesita, incluso se observa cierto temor a que no pueda mantenerse en este estado en algún momento. Es muy exigente, le gusta acabar las cosas que empieza, su capacidad de trabajo es elevada y con un alto nivel de perfeccionismo.

El tipo de cohesión existente en la firma, ligada, apenas levantando el útil de escritura para hacerla, nos indica el predominio de los procesos lógicos, razonadores, e incluso cierto temor a perder la hilaridad en las ideas. Es persistente y tenaz. Hasta que no concluye aquello que se ha propuesto no descansa.

El predominio de los cuadrantes superiores izquierdo y derecho, nos habla de su tendencia hacia la autosuperación, la dignidad de profesión, simbolismos sociales superiores, talento intelectual.

Es combativo, se muestra cordial, audaz, con un buen aprovechamiento del tiempo, el espacio y la economía. Quizá sea en su plano íntimo donde puede mostrarse más descuidado, en le sentido de no prestarle la suficiente relevancia como resultado del sacrificio y la energía depositados en el plano laboral y/o profesional.